¿Cuántas sesiones necesito?

Algunos de los factores que influyen en el número de sesiones son:

1. El color del tatuaje:
-El pigmento de color negro y azul oscuro son los que mejor responden al láser, y por ello los que menos sesiones necesitan para su eliminación. La dificultad de este color radica en su alta densidad, como en el caso de los tatuajes tribales.

-Colores azul claro, verde, amarillo y tonos mixtos son los pigmentos más difíciles de eliminar. El pico de absorción de estos colores y su composición son variables y está condicionada fundamentalmente por la cantidad de óxido de titanio o de zinc.

-Pigmento de color rojo suele responder bien al láser aunque con algunas sesiones más que los negros.

2. El tipo de tatuaje:
El Tatuaje profesional requiere un mayor número de sesiones, de 3 a 15, debido a la gran permanencia de los pigmentos empleados y la mayor densidad y profundidad.

El tatuaje aficionado se realiza con tintas más inestables, por lo que la cantidad de pigmento es menor y suele ser más superficial. Precisa una media de 8 sesiones para su eliminación aunque hay veces que son profundos y necesitarán el mismo número de sesiones que un tatuaje profesional.
El tiempo que lleva hecho un tatuaje juega a favor de la rapidez de eliminación de un tatuaje.
Cuanto más tiempo tenga un tatuaje, más antigua será la tinta, más degradada y por tanto más fácil de romper, por lo que necesitará menos sesiones para su eliminación.

Influencia de la antigüedad del tatuaje en el número de sesiones:

De 1 a 3 años:
Relativamente reciente, la antigüedad es tan poca que no influye en el nº de sesiones.
De 3 a 5 años:
Algo antiguo, precisará alguna sesión menos.
Más de 5 años:
Antiguo,necesitará 2 ó 3 sesiones menos.
Más de 10 años:
Muy antiguo, responderá muy rápidamente al láser.

¿En que zona se elimina más rápido?
Las zonas en las que la piel es más fina son las que precisan menor número de sesiones (cabeza, cuello, escote femenino, muñeca).
En zonas como piernas, brazos y espalda, la tinta del tatuaje se encuentra a mayor profundidad y la piel es más gruesa, por lo que requieren un mayor número de sesiones.

¿Afecta el color de mi piel?
Sí.
En las pieles claras será en las que mejor responda el láser y en las que se noten los resultados con menos sesiones, en las pieles más oscuras serán precisas más sesiones para quitar tatuajes.

¿Es normal que a la misma persona, que se esté eliminando dos tatuajes, uno se le vaya antes que otro?
Totalmente, incluso dentro de la misma pieza es normal que haya zonas que se vayan más que otras, dependemos de la densidad y la profundidad dónde esté alojado el pigmento.
Si son dos tatuajes independientes dependeremos de los factores anteriormente hablados, la zona, el tiempo, el tipo de pigmento, etc.

¿Se quedará marca?
Si se han seguido las instrucciones de curación debidamente, tras la sesiones de eliminación de tatuaje con láser se consigue que no quede ninguna señal en la piel.

¿Duele?
Sí. Duele, pero se puede soportar.
En caso de que seas una persona muy sensible al dolor recomendamos poner una crema anestésica tópica una hora antes de tu cita.


★ CÓMO REALIZAMOS EL TRATAMIENTO EN LTQH ★

Usamos láser Q-Switch que combina las longitudes de onda de 1064nm y 532nm , lo que permite eliminar la gran mayoría de pigmentos.
El láser actúa fragmentando las partículas de pigmento permitiendo que nuestro organismo las reabsorba y las elimine posteriormente a través del drenaje linfático.

¿Se tarda mucho en cada sesión?
La sesión en general es rápida, el láser emite a 6Hz (6 impacto por segundo), se aplica una pomada especifica y se cubre la zona tratada con una cura oclusiva. Cura que el cliente ha de seguir al pie de la letra durante de una semana a diez días.

En el transcurso de 4 a 6 semanas nuestro metabolismo irá eliminando el pigmento y ya estaremos listos para otra sesión.

*RECOMENDACIONES

  • No le dé el sol o rayos UVA a la zona del tatuaje, tras la sesión láser, hasta 10 ó 15 días después.
    De esta forma evitaremos que aparezcan manchas solares en la zona del tatuaje.
  • No tomar sauna o realizar ejercicio físico intenso en las 24h posteriores a la sesión láser.
    Con esto evitamos que el sudor (que tiene un pH ácido) irrite más la piel.
  • Aplicar la crema que es para calmar la pequeña irritación de la piel tras la realización del tratamiento láser y mantener el tatuaje tapado durante una semana, realizando cambio de vendaje y aplicación de pomada una vez al día.
Recommend
Share
Tagged in

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Quieres info?
Enviar a nuestro WhatsApp